fondo de menu
Cartucho de 512Kb para Z88

El ordenador portátil Z88 es un aparato que todavía puede ser útil, gracias a su ligereza y duración de las baterías. Sin embargo, un gran problema que tiene es su baja capacidad de memoria (32Kbytes internos). Aunque puede ampliarse hasta 3'5Mbytes, los cartuchos de memoria son difíciles de encontrar y algo caros.

cartucho de memoria de Z88

Pero si, como era mi caso, se dispone de un escuálido cartucho de 32Kbytes, es posible ampliarlo hasta los 512Kbytes por poco precio. Para realizar la ampliación utilicé el chip CY62148BLL-70SXI (referencia 8911410 en Farnell). Se trata de un chip de 512K x 8 bits de muy bajo consumo, y además, muy barato (11 euros).

AVISO: es muy fácil estropear el Z88, así que todo lo que indico en esta página sólo lo deben intentar personas con mucha experiencia en electrónica. No me haré responsable de ningún problema que surja por intentar repetir lo que he hecho aquí.

abriendo el cartucho de Z88

Con una cuchilla abrí el cartucho. Hay que tener paciencia y cuidado, porque la tapa está sujeta también por debajo de la pegatina.

cartucho de Z88 abierto

Este es el interior. Vemos que hay cuatro pivotes de plástico que sujetan firmemente la placa a la parte inferior del cartucho. Con la cuchilla corté a ras los vástagos, para liberar el circuito.

cartucho de Z88 despiezado

Ya tenemos el cartucho completamente desmontado. En el interior hay un único chip, en este caso de 32Kbytes.

cortando los pines de la memoria del cartucho del Z88

Desoldar un chip de tantas patas es muy complicado sin la herramienta adecuada, así que lo que hice fue cortar todos los pines con unos alicates de corte, y luego desoldarlos uno a uno.

comparación entre el chip original del cartucho y el chip de 512Kbytes

Y aquí llega el primer problema: el chip de memoria de 512Kbytes es de montaje superficial. Si nos fijamos, el paso entre pines es la mitad que en los chips con encapsulado DIL de toda la vida, pero el ancho es exactamente el mismo, así que puede que podamos aprovechar algo todavía.

comparación de patillajes entre ambas memorias

Si comparamos el patillaje de ambas memorias, colocándolo a escala, vemos que en la posición indicada tenemos 12 coincidencias, señaladas con los puntos verdes (he probado todas las posibles y esa es la mejor colocación). A lo mejor alguien se escandaliza porque pretendo conectar la línea A5 del bus con la A16 de la memoria, pero en realidad ésto no supone ningún problema en el caso de memorias RAM, porque éstas se leen y escriben en el mismo dispositivo. Con una memoria EPROM sí habría que mantener el orden de las líneas.

mojando los pines de la memoria en pasta de soldar

Doblé hacia arriba los pines que no tenían correspondencia directa con las pistas de la placa, y dejé tal cual aquellos que sí tenían. A continuación, como vemos en la fotografía, mojé en pasta de soldar los pines y luego les di una pasada con el soldador ligéramente mojado en estaño. Así cubrí los pines del chip con una capa de estaño, pero sin riesgo de que se cortocircuitasen entre sí o de que recalentase el integrado demasiado. Al tener ya una capa de estaño, fue mucho más facil soldarlo a la placa.

el chip ya soldado a la placa

Soldé los pines a sus correspondientes pistas en la placa, y dejé el resto al aire.

el chip ya soldado y con los cables extra necesarios

Y, finalmente, soldé con cable fino el resto de los pines del chip. Vemos que hay cuatro cables que van directos al conector. Esto es así porque, en los cartuchos de 32Kbytes, los pines de las líneas A15, A16, A17, A18 y A19 no tienen ninguna pista conectada. Lo que hice fue estañar un milímetro de la pista del conector y soldar ahí el extremo del cable. La soldadura debe ser lo más pequeña posible, porque si no, el conector interno del Z88 tropezará con ella y no habrá un buen contacto.

agujeros para sujetar la cubierta del cartucho

Es el momento de cerrar el cartucho. Es necesario que la placa quede firmemente unida a la pieza interior, porque el conector del Z88 hace presión contra ambas, y si hay holgura, el contacto eléctrico no será bueno y el circuito no funcionará. Podría parecer que basta con echar un poco de pegamento en el nervio de plástico para pegar a él el circuito, sin embargo, de hacerlo, lo más probable es que sólo agarren las pistas de cobre y que éstas sean arrancadas de cuajo en cuanto se meta el circuito en el Z88.

Yo me he decidido por una solución diferente. Comencé por cortar los dos vástagos internos, dejando los dos externos para que el circuito se mantenga en su sitio. A continuación hice dos agujeros con una broca de 1 milímetro, más o menos en el punto indicado en la foto con los dos círculos (si uno se fija bien, se pueden ver los agujeros).

alambre de sujecion

Luego introduje un trozo de alambre acerado de 1 milímetro por ambos agujeros. Hay que tener un poco de habilidad, y sobre todo doblar antes el alambre en forma de U. Yo utilicé el alambre de un clip sujetapapeles.

placa sujeta

A continuación puse el circuito en su sitio, dejando que los alambres pasen por los agujeros, y doblé ambos extremos de manera que aprisionasen el circuito contra la pieza inferior de plástico. Apreté ligeramente con unos alicates para asegurarme de que la unión fuese firme. Por supuesto, añadí un trocito de cinta aislante debajo, para que los alambres no hiciesen contacto con dos pistas que pasan justo por ahí.

cartucho terminado

Y, por último, corté el trozo que quedaba encima de los alambres en la tapa superior.

Y ya está. Por poco más de 15 euros (incluyendo cable, estaño y demás) tenemos un cartucho de 512Kbytes para nuestro querido Z88.